Indicaciones y mejores prácticas para una serie

Comisar una serie es un gran compromiso que generalmente requiere al menos dos o tres meses de trabajo. Como reconocimiento a su trabajo, le pagamos a los curadores $250 una vez que la serie se está ejecutando. A continuación hay algunas cosas que se deben considerar, nuestros requisitos y algunos ejemplos sobresalientes de series pasadas.

¿Qué hace que una serie sea buena?

  • Centrarse en un lugar específico (típicamente ciudades o regiones), identidad, oficio o problema
  • Un curador bien conectado que puede obtener de cuatro a cinco expertos para escribir desde diferentes ángulos y experiencias, así como promover la serie a redes relevantes, organizaciones, etc.
  • Un curador con excelentes habilidades de organización y comunicación
  • Un curador dispuesto a trabajar con los autores para garantizar el arco deseado de la serie

Requisitos de la serie:

  • Cinco o seis piezas escritas o contenido de video para HowlRoundTV
  • Escritores diversos: además de las diversas perspectivas que proporcionarán los colaboradores de la serie, le pedimos que considere la composición de su grupo de contribuyentes en cuanto a edad, sexo, raza y etnicidad. A menos que su serie esté enfocada en un área específica en los EE. UU., le pedimos que al menos uno de sus escritores sea de otro país

Deberes del curador:

  • Identificar, contactar y disponer la dirección del contenido a los colaboradores de la serie
  • Promocionar la serie antes y durante su ejecución
  • Eligiendo el título de la serie y una descripción de una oración
  • Escribir un ensayo, generalmente la introducción a la serie
  • Escribir una introducción de los curadores de una o dos oraciones para cada pieza

Ejemplos sobresalientes:

Nos encantan estas series debido a la perspectiva que aportan a los temas y comunidades menos representados, y cómo cada pieza es distinta y cubre una faceta diferente del tema en general.
La serie The Theatre in the Age of Climate Change es un caso especial porque es nuestra única serie recurrente, pero vale la pena ver cómo Chantal Bilodeau, la curadora de la serie, incluye escritores de todo el mundo y cómo todas las piezas, aunque únicas, finalmente forman una relación y se dirigen a lo mismo.